Sexologia Clínica 2018-04-01T10:14:45+00:00

Sexología clínica

En 1921 se celebra en Alemania el primer congreso de sexologia presidido por Magnus Hirschfield, un famoso médico que hizo importantes aportaciones al conocimiento de la sexualidad humana y sus variantes. Desde entonces, la sexologia ha ido evolucionando como tantas otras disciplinas relacionadas con la salud humana.

Hoy en día no se entiende una disciplina que aborde el tema de la salud humana unicamente desde la prespectiva de la ciencia como poseedora única de la verdad. Actualmente los investigadores asumen un papel mas creativo y no buscan tanto elucubrar acerca de cual es la verdad desde su único punto de vista, sino tratar de solucionar los problemas. Por eso hablamos de visión holística, y de abordaje terapeutico multidisplinario, es decir de la unión de profesionales de varias orientaciones.

La multidisciplinariedad, que como vemos es una actitud progresista y sumamente adecuada para la resolución de problemas de salud, por el otro extremo es una complicación para la propia definición de la sexologia como entidad propia. Las competencias sobre los «conocimientos sexológicos» son desde hace décadas un terreno de discusión entre diferentes especialidades médicas, ginecologia, urologia, andrologia…

¿Quién es el sexólogo y sobre qué ambitos debe intervenir?

Desde la Sección Colegial «Médicos de sexologia médica» del Colegio Oficial de Medicos de Barcelona, de cuya Junta directiva formo parte desde su creación, trabajamos para tratar de dilucidar esta cuestión institucional. Y contemplamos la posibilidad de validar en un futuro cercano algun criterio de capacitación que avale los profesionales sanitarios en el ejercicio de las técnicas de diagnóstico y tratamiento de los trastornos sexuales.

Mientras tanto, en la práctica, asumimos que tienen capacidad de diagnosticar y tratar los trastornos sexuales, aquellos que tengan una formación suficiente y acreditada, tanto a nivel nteórico como práctico,  en sexologia clínica.

***

Dejamos aparte el tema de la EDUCACIÓN SEXUAL, que tambien es extremadamente complejo, ya que en teoria deberia ser asumida por la familia y por la escuela; y, como máximo, la función del sexólogo sería la de formar a los maestros.

El eje sobre el que se articula la sexología es la SEXOLOGIA CLÍNICA.

Ámbitos en los que trabaja principalmente:

  • Disfunciones sexuales: es, sin duda, su campo de intervención más importante. Aunque se desconoce la prevalencia, es decir, el tanto por ciento de personas que presentan algun tipo de disfunción sexual en la población general, se supone que es elevado. Distinguiremos las disfunciones sexuales femeninas y las disfunciones sexuales masculinas.
  • Terapia de pareja: La mayoria de disfunciones sexuales se tratan en pareja, y a veces estas son la principal causa del conflicto conyugal. O al contrario, el problema de pareja desencadena una o varias disfunciones sexuales. En otras ocasiones, no hay ningun problema sexual pero la demanda es explícita: se presentan en la consulta porque reconocen que algo no funciona bien en su relación y quieren solucionarlo. Por ello es necesario disponer de unas buenas estrategias de terapia de pareja.
  • Parafílias: Las parafilias, lo que antiguamente se denominaban «desviaciones» sexuales, suele ser un pequeño porcentaje de las consultas en sexologia. En mi caso he tenido siempre una especial dedicación a este tema tan particular, y probablemente recibo mas consultas de personas con parafilias ya que me son derivadas por mis colegas.

Otros aspectos de la sexualidad humana sobre el que interviene el sexologo clínico:

  • Transexualidad: Actualmente la transexualidad ya no está contemplada como un trastorno mental como se había descrito hasta hace poco. A pesar de todo, se sigue manteniendo una cierta medicalización como la necesidad del diagnóstico de «disforia de género» por parte de un psiquiatra para poder acceder a las intervenciones de reasignación de género.  Pero en los últimos años, la tendencia es a desmedicalizar completamente esta situación por la que pasan niños y niños, adolescentes y adultos.
  • Sexualidad y enfermedad crónica: La sexualidad se manifiesta a lo largo de toda la vida de una persona, aunque pueda variar a lo largo del su ciclo vital. Esto adquiere especial importancia cuando interfiere con otros procesos, por ejemplo, de enfermedad. En estos casos, el sexólogo ayudará a la persona a adecuar su respuesta sexual probablemente modificada. Optimizando la sexualidad en una enfermedad crónica, si este es el deseo del paciente, ayudamos  a mejorar su calidad de vida, y tambien la de su familia.
  • Sexualidad y discapacidad: Tambien en los ultimos años se trabaja de manera muy específica en el reconocimiento de la sexualidad de las personas discapacitadas, en base a sus propias reivindicaciones.