El EMDR 2017-07-15T21:03:13+00:00

El EMDR

EMDR es una nueva terapia especialmente útil para la transformación de los recuerdos traumáticos y sus secuelas posteriores. Utiliza la estimulación bilateral de los dos hemisferios del cerebro (comparable a los movimientos de los ojos en el sueño REM) para acelerar los procesos de resolución de los traumas emocionales, duelo patológico, accidentes violentos, abusos en la primera infancia, trastornos de ansiedad, TEPT, TEPT complejo y trastornos disociativos.

La terapia EMDR se distingue de todas las demás formas de tratamiento de síndromes de estrés post-traumático por:

  • Su eficacia clínica (80% de resolución en población civil)
  • La rapidez de los resultados obtenidos (frecuentemente en menos de 5 sesiones)
  • La validación científica más completa

¿Qué es el método EMDR?

EMDR – Movimientos oculares de Desensibilización y Reprocesamiento es un método psicológico para tratar dificultades emocionales que fueron causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde guerras, asaltos y desastres naturales hasta fobias, ataques de pánico o incidentes traumáticos en la infancia. También se usa EMDR para aliviar la angustia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.
EMDR es un método complejo que combina elementos teórico-clínicos de orientaciones tales como la psicodinámica, cognitiva, conductual y rogeriana. Para muchos pacientes EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que cualquier terapia convencional.

En 1987, Francine Shapiro, psicóloga norteamericana, descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos. Inició una investigación (Shapiro, 1989) con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR. EMDR reducía de manera significativa los síntomas del Trastorno por Stress Postraumático en estos sujetos.

¿Qué pasa en EMDR?

En el proceso con EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente para identificar un problema específico que será el foco del tratamiento. El paciente describe el incidente traumático, a partir del cual el terapeuta ayuda al paciente a seleccionar los aspectos más importantes y que más lo angustian de dicho incidente. Mientras el paciente hace movimientos oculares (o cualquier otra estimulación bilateral) le vienen a la mente otras partes del recuerdo traumático u otros recuerdos. El terapeuta interrumpe los movimientos oculares cada tanto para asegurarse que el paciente esté procesando adecuadamente.
La estimulación bilateral puede ser: a) visual, el paciente mueve los ojos de un lado al otro guiado por el terapeuta; b) auditiva: el paciente escucha sonidos alternados en ambos oídos; c) cinestésica, el terapeuta golpetea suavemente y en forma alternada sobre las manos o los hombros del paciente. Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional
El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una «resolución adaptativa». En las palabras de Francine Shapiro, esto significa: a) una reducción de los síntomas; b) un cambio en las creencias (de una creencia negativa sobre sí mismo, por ej.: «soy inútil» o «no sirvo para nada» a una más positiva: por ej.: «soy valiosa/o»); c) la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

El abordaje empleado en EMDR se sustenta en tres puntos: 1) experiencias de vida temprana; 2) experiencias estresantes del presente y 3) pensamientos y comportamientos deseados para el futuro.

DURACION

El tipo de problema y la gravedad del mismo determinarán el número de sesiones necesarias, pero dada su eficacia un tratamiento típico suele durar una media de 4 sesiones semanales o quincenales.

 

 

RESULTADOS

EMDR es un abordaje centrado en el paciente que permite que el terapeuta estimule los mecanismos de curación inherentes al propio sujeto. Pone en marcha un sistema de procesamiento de información del cerebro. El modelo EMDR toma en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales. El método de EMDR enfoca directamente estas sensaciones físicas además de las creencias negativas y estados emocionales de los síntomas que perturban al paciente

Los OBJETIVOS Y RESULTADOS DEL TRATAMIENTO incluyen:

  • la mejoría sintomática
  • el logro de Insight
  • el cambio en el significado de las experiencias tempranas
  • el cambio en los filtros perceptuales
  • la reestructuración cognitiva de auto evaluaciones distorsionadas
  • el cambio a emociones mas ecológicas y una mayor integración emocional
  • el cambio en conductas disfuncionales/inhabilitantes e interacciones patológicas

De esta manera los pacientes adquieren nuevos conceptos y patrones de conducta y nuevos recursos para su futuro


  • Proin libero tellus, ultrices eu vehicula sed
  • Luctus vitae nulla. Quisque efficitur lobortis orci amet vehicula.
  • Sed tincidunt tincidunt velit, vel scelerisque nibh tincidunt ut.
  • Suspendisse mi lorem, placerat in arcu ut, placerat aliquet felis.
  • Praesent bibendum felis nec turpis fringilla suscipit.

World Class Facilites

El objetivo del EMDR es desensibilizar un recuerdo traumático para que deje de ser doloroso y convertirlo en una experiencia de la que aprender.

 

 “Las experiencias traumáticas que se bloquean en el cerebro a través de emociones, sensaciones y vivencias negativas que vienen directamente de los recuerdos almacenados, deben procesarse a través de la estimulación cerebral y convertirse en experiencias de las que aprender”.

FRANCINE SHAPIRO, psicóloga  del Instituto de Investigación Mental en Palo Alto, descubridora de la técnica EMDR.

 

«Cuando un suceso no encuentra sentido en la mente, el recuerdo vuelve constantemente, en forma de pesadillas o de reviviscencia de los síndromes de estrés postraumático… En todo proceso de superación de un trauma existe una última fase que es la de la reconciliación, que es cuando uno le encuentra un sentido a los recuerdos y los desensibiliza»

Juan José López-Ibor, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico de Madrid